PROTOCOLO Y RECOMENDACIONES PARA EL USO RESPONSABLE DEL TRANSPORTE PÚBLICO

en

Tras el anuncio de la nueva extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio, y la habilitación de nuevos comercios exceptuados, desde el Ministerio de Transporte de la Nación se recomienda profundizar las conductas necesarias para evitar que el transporte público se convierta en un eventual foco de contagio.

Con la prioridad absoluta de cuidar la salud de todos, se aconseja reducir al mínimo e indispensable el uso de colectivos y trenes urbanos, los cuales deben ser utilizados para el traslado de trabajadores esenciales o con habilitación de circulación correspondiente. Quienes deban utilizar el transporte público, se recuerda respetar el distanciamiento social, siguiendo los consejos del Ministerio de Salud.

Luego de que el presidente de la Nación, Alberto Fernández, anunciara una nueva extensión del aislamiento social, preventivo y obligatorio hasta el 24 de mayo, con el objetivo de prevenir la propagación del coronavirus, desde el Ministerio de Transporte se insiste en la importancia de reducir el uso del transporte público al mínimo posible.

Es así como desde la cartera del ministro Mario Meoni, en línea con lo anunciado por el presidente Fernández, y atentos a la incorporación de nuevas actividades exceptuadas de cumplir con la normativa del aislamiento, se continúa trabajando en la implementación de protocolos en el transporte público, en la concientización de pasajeros y en los controles a los organismos prestadores de servicios, para evitar que el transporte público se convierta en un eventual foco de contagio.

  1. Se recomienda utilizar el transporte público únicamente en el caso de no poder trasladarse en automóvil, moto, bicicleta o caminando, bajo la premisa de que lo que se pierde en tardar un poco más viajando, se gana en prevención y cuidado de la salud. Prevenir la propagación del virus es responsabilidad de todos.
  2. El uso del barbijo casero, o tapaboca, es obligatorio en transporte público de jurisdicción nacional. Los usuarios deben utilizar un elemento de protección que cubra nariz, boca y mentón para disminuir los riesgos de contagio, y al momento de quitárselo, deben evitar el contacto de la parte interior con cualquier tipo de superficie y con otra parte del rostro que haya sido expuesta. Por otro lado, se recomienda circular con ventanillas abiertas para ventilar los espacios.
  3.       Por disposición de la CNRT, en los casos de transporte automotor urbano de pasajeros, cuando el diseño de la unidad lo permita, el ingreso y egreso de pasajeros se realiza por las puertas posteriores de la unidad; la primera fila de asientos está inhabilitada; el conductor cuenta con una aislación física transparente para separarse de los pasajeros.
  4.      En caso de ser usuario frecuente de tren, se recomienda respetar un metro y medio de distancia entre pasajeros en andenes y molinetes. En caso de que las formaciones estén en su máximo de capacidad habilitada, se recomienda sustituirlo por el uso de colectivos, ya que la posibilidad de contar con más unidades y frecuencias de transporte automotor urbano facilita el distanciamiento social necesario entre pasajeros. A su vez, se está implementando un plan de contingencia con micros de larga distancia en caso de ser necesario en estaciones clave según la demanda requerida.
  5.       Respecto a las más de 2000 unidades que ofrecen servicio de combis o minibuses para conectar Gran Buenos Aires con Ciudad Autónoma de Buenos Aires, deben seguir una serie de pautas: máximo de ocupación del 60%; todos los ocupantes deben usar tapabocas o barbijo casero y portar el certificado que los acredite como trabajadores esenciales o habilitación de circulación correspondiente; los vehículos deben retirar cualquier material de tela que se encuentre en el vehículo que pudiese retener el virus en su entramado (cortinas, visillos, etc.), excepto aquellos utilizados en butacas y laterales.
  6. Para evitar la aglomeración de pasajeros en horarios pico, se aconseja a empresas y comercios la instrumentación de horarios laborales escalonados tanto en el ingreso como en el egreso en las actividades exceptuadas del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Muchas jurisdicciones ya definieron nuevos esquemas, por lo cual se recomienda a los trabajadores verificar esa información.
  7. Siguiendo las recomendaciones del Ministerio de Salud, en caso de estornudar, hacerlo en el pliegue del codo, lavarse las manos, con alcohol en gel o agua y jabón, y siempre mantener la distancia con otros pasajeros en fila, andén e interior de las unidades de transporte como elemento de prevención propia y de terceros al compartir un ambiente común como lo es el transporte público de pasajeros.

Cabe destacar que, a partir del “Plan de Emergencia COVID-19 para el transporte automotor y ferroviario”, por disposición de la CNRT (Comisión Nacional de Regulación del Transporte), se establecieron pautas mínimas de higiene y prevención para evitar la propagación del virus, que han ido cumpliendo las operadoras ferroviarias y los prestadores de los servicios de transporte automotor urbano de pasajeros, interurbano, de cargas generales y peligrosas, y de combis que conectan la Ciudad Autónoma de Buenos Aires con el Gran Buenos Aires.

Entre las pautas, se dictaminó la obligatoriedad en el uso de barbijo o tapaboca por parte de los conductores, y trabajadores del área; todas las unidades deben mantener los ambientes ventilados; se debe aumentar la frecuencia de la limpieza y desinfección de unidades y estaciones; se debe supervisar el suministro de elementos para el lavado de manos; se debe notificar y capacitar a todo el personal respecto a los protocolos y normas emitidas vinculadas al COVID-19; se debe establecer un plan de contingencia que establezca lugares de aislamiento por si se identifica un caso sospechoso.

Estas medidas son preventivas para los usuarios que no puedan evitar utilizar el transporte público. Para lograr un cuidado efectivo, se necesita la comprensión y responsabilidad por parte de todos y todas, y en lo posible, quedarse en casa, evitando cualquier foco de contagio.